Parte #2. Serie Alergias a los Alimentos

Pues mis Bellas, aquí continuamos con el desenlace de mi experiencia con todo esto del tema de las alergias a alimentos comunes. Después de sufrir con malestares estomacales, fatiga, ansiedad, y dolores de cabeza por muchos años, finalmente tome la decisión de visitar a una clínica naturalista. Aunque mi doctor familiar no encontraba nada fuera de lo normal, fui inspirada a seguir buscando respuestas por otro rumbo.

Como les decía en la entrada anterior, hay muchos métodos que se usan para diagnosticar alergias a los alimentos. El preferido siendo pruebas de sangre. Hay otro método que se practica sin la necesidad de ver alguna jeringa. Este se conoce como Pruebas de Respuesta Muscular (o en Ingles conocido como Muscle Response Testing- MSR).  Este método en general emplea la teoría que las intolerancias afectan la fuerza y el reflejo de los músculos.  Ósea, al estar en contacto con cualquier sustancia que tu cuerpo considera como toxina, son afectados los impulsos eléctricos del cuerpo, así impidiendo la función normal del organismo. En el caso del MSR, cuando estás en contacto con un alimento o sustancia que no le agrada a tu sistema pierdes la habilidad de hacer fuerza con tus músculos y así se encuentran tus alergias. Un poco ‘what?’ Verdad?

Es algo totalmente sorprendente! Estando acostada boca arriba, mi Terapista me indico que alzara el brazo izquierdo con mi mano extendida. Y empezamos la prueba.  Mi terapista colocaba una botellita chica a la vez sobre mi cuerpo. Y cada vez que hacia esto me daba instrucciones que empujara contra su mano, ofreciendo resistencia y fuerza contra él. Cada botellita era una sustancia diferente- desde comidas hasta vitaminas y minerales. Al instante de estar en contacto con una botellita que contenía una sustancia que mi cuerpo no toleraba, de manera inmediata perdí la fuerza en mi brazo. NO PODIA EMPUJAR CONTRA LA MANO DE EL TERAPISTA! Para nada!

Muscle Response Testing/Nutritional Response

Esto me paso cinco veces.  Me encontraron alergia al huevo, los frijoles, el Gluten (trigo), endulzantes artificiales, y los vegetales crucíferos (como el rábano, lechuga arrúguela, el repollo, el brócoli, y el col). Alimentos de cuales, siendo una chica natural y Latina, acostumbraba comer a menudo (menos los endulzantes artificiales, esos guacala!). Hubieran visto la cara de  mis padres cuando les conte – “Ay pobresita! De Verdad?! Pero que vaz a comer?!”.

El remedio fue empezar la eliminación inmediata de estas comidas para que mi cuerpo y tracto digestivo se desintoxicaran por completo y bajar la inflamación. Esto se mi hizo muy difícil- especialmente en tratar de eliminar mi contacto con el Gluten, se encuentra en muchísimas comidas preparadas o empaquetadas. Es increíble cuanto contacto tenemos con el gluten a traves de lo que consumimos. Pero en fin, a la primera semana me sentía SUPER BIEN. Comía y no me dolía el estomago, no me sentía inflada/gorda/hinchada, no estaba de mal humor, nada de dolores de cabeza, y no sentía cansancio.  Mi Bonboncito querido, mi esposo, también noto mi mejoramiento instantáneo. Seguí progresando, y mi terapista me indico que estaba lista para la siguiente etapa de mi tratamiento- eliminar aun más alimentos infamantes….

Parte #1. Serie Alergias a los Alimentos.

Parte #3. Serie Alergias a lo Alimentos

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s